La pedida de mano de nuestra fotografa

Nos casamos, la pedida de mano. Pues si, parte del equipo de I-BLUE se casa, exactamente fotógrafa y videógrafo, muchos de vosotros ya nos conoceis pues habeis confiado en nosotros para vuestra boda. Juane y yo (Jessica) hemos decidido casarnos de una vez por todas después de 10 años juntos y trabajar codo con codo. Decidido estaba pero ¿y la pedida de mano? Para este tema soy una ñoña y siempre me gustó el hecho de verle hincar la rodilla y sacar el anillo, me parecía un momento precioso, y señoras y señores así fue.

El 11 de noviembre eran mis 27 primaveras, por lo que organicé un viajito después de tantas bodas realizadas en verano para desconectar un poquito, nos fuimos a Madrid, ya de por si era todo perfecto, mi cumpleaños allí, viendo el musical del Rey León, todo ideal, pero claro ahí no acababa la cosa. Como toda mujer algo me olía, secretismo por allí y por allá te hace preguntarte ¿me lo pedirá? y por otra parte me decía a mí misma “no te motives”, la cosa estaba en el aire.

Un momento irrepetible en la vida

Cuando llegamos a Madrid nos fuimos directos al parque del Retiro, paseando por allí no paraba de comentarle a Juane lo bonito que era y la de postbodas que haría allí, cosas de fotógrafos, después de andar lo que no está escrito llegamos (¡por fin!) a el Palacio de Cristal, que no me pude enamorar mas de el, que sitio tan mágico, de cuento totalmente.

Entramos y fuimos al estanque, al otro lado del palacio, a hacernos una foto. Bueno yo no voy a ninguna parte del mundo sin mi polaroid, para mi es fundamental y ahora al comprarme una con auto disparador ya para que queremos mas días de fiesta, montamos el trípode y nos colocamos para hacernos la foto y ¡sorpresa!

Juane hinca rodilla y pregunta el ¿te quieres casar conmigo?, todo esto dentro de chascarrillos y risas, como no podía ser de otra manera. No le dejé ni que sacara el anillo de la caja, básicamente fue un “trae pa acá” y me lo puse yo. Abrazo, beso, cortinilla de estrellas… y la pedida había sido un éxito e inmortalizado en polaroid, que no me puede encantar mas la foto.

Así que ¡Nos casamos! y ahora tenemos que decidir millones de cosas que normalmente decido yo con todas vosotras, todas mis novias.

La planificación a partir de ahora

Todas las semanas intentaré publicar que he hecho y en que he avanzado, para ayudaros a elegir cosas y saber por dónde tirar y por donde no, ya tengo mucha experiencia en esto y lógicamente me es mucho más sencillo que a una novia que la pobre mía, no sabe qué hacer. Para empezar quería hablaros de la pedida de mano, pues es un momento único y muy bonito que toda novia debería tener, existen cientos de posibilidades, desde el simple hecho de pedir la mano, hasta hacerlo con luces, haciendo un flashmov… Hay cientos de opciones.

Después la entrega del anillo, que si dentro de un dulce, en una copa de champagne, enterrado en la arena dentro de una caja y otro largo etc. Por internet he leído muchísimas cosas al respecto, que si protocolos, forma de vestirse, el momento ideal… Sinceramente, el momento ideal llega y sabes cuándo es, no hay que hacer cálculos matemáticos para eso, ¿maneras de vestirse?

Me parece una tontería absoluta, que tengas que vestirte de una manera especial para la pedida de mano, cuando en teoría puede surgir en cualquier momento de viaje y a mí me pilló sin maquillar y en tenis y yo mas feliz que una perdiz. Creo que queremos complicarnos demasiado la vida en ciertas cosas y esos momentos son igual de bonitos sean como sean, depende de la pareja también pero creo que al final ese momento es espontáneo y todos nos reímos y ruborizamos.

Anillo para pedida de mano

El anillo si me parece importante, no que sea más grande ni más pequeño, pero sí que sea del estilo de la novia, a todas no nos gusta lo mismo, por ejemplo, yo no me veo con un anillo que sea rosa y súper brillante, no va conmigo, que no significa que no me guste pero no para mí. En este tema si que entra el novio de pleno, ya que el tendrá que elegirlo, en mi caso, mi anillo no podía ser más yo, un anillo de Zafiro negro en forma de corazón y pequeños diamantitos a los lados, una mezcla perfecta de mi lado cañero con mi lado ñoño.

No podía haber elegido mejor. En cuanto a todas las cosas que me esperan por elegir ahora, me he hecho a mano un diario de novia muy yo “Aquí comienza la locura de mi boda”, porque va a ser una locura, una fiesta, un bodorrio y estoy loca por que llegue. Os dejo algunas fotitos del momento, el sitio, el anillo y de todo un poco. Siento que algunas fotos estén hechas con el movil pero son del día de la pedida y nio llevaba encima la cámara.

pedida de manopedida de mano pedida de manopedida de mano pedida de mano pedida de mano pedida de mano

¿Quieres más información sobre nuestros servicios de Fotografos para Bodas?

Pulsa en el botón de abajo y realiza las preguntas que necesites, te responderemos rapidamente y aclararemos todas tus dudas.

Pedida de mano en I-blue. Un relato romántico
Vota este sitio